D E M O C R A T O P I A

¿Terapias Complementarias o Pseudociencias?

El debate sobre las terapias complementarias frente a las denominadas pseudociencias es complejo y polarizante. En España, este debate ha alcanzado un punto crítico con la campaña #CoNprueba lanzada por el Ministerio de Sanidad en 2019, que identificó 73 técnicas como pseudociencias. El objetivo de esta campaña era proteger a la población de prácticas sin evidencia científica, lo que ha generado controversia sobre la libertad individual y la validez de las terapias alternativas.

Las pseudoterapias en salud mental presentan numerosos peligros que pueden tener consecuencias graves para los individuos afectados. Es crucial promover la educación y la concienciación sobre la importancia de los tratamientos basados en evidencia y los riesgos asociados con las terapias no comprobadas. Los profesionales de la salud, los legisladores y la sociedad en general deben trabajar juntos para proteger a los individuos de las prácticas perjudiciales y asegurar que todos tengan acceso a un cuidado mental seguro y efectivo.

Libertad Individual y Gestión de la Salud

El derecho a la salud debe incluir la libertad de los individuos para elegir cómo gestionar su bienestar, siempre y cuando no ponga en riesgo la salud pública. En muchos países, las terapias alternativas se permiten y regulan, ofreciendo a los ciudadanos opciones más allá de la medicina convencional. Sin embargo, en España, la tendencia ha sido descalificar estas prácticas como pseudociencias, creando un entorno hostil para quienes buscan o promueven tratamientos alternativos.

Evidencia Científica y Conflicto de Intereses

La demanda de evidencia científica es esencial para asegurar la eficacia y seguridad de cualquier tratamiento. Sin embargo, críticos como KLINGE (2020) señalan que la investigación científica que establece esta evidencia depende en gran medida de los gigantes farmacéuticos, lo que puede crear conflictos de interés. Esta situación plantea un dilema: mientras que es fundamental proteger a los ciudadanos de prácticas fraudulentas, también es necesario garantizar que las terapias complementarias sean evaluadas de manera justa y objetiva.

Persecución y Censura

La campaña contra las pseudociencias ha llevado a una persecución y censura de las terapias complementarias, incluyendo la clausura de páginas web, difamación y denuncias. Esta generalización es problemática, ya que no todas las personas que abogan por terapias complementarias son estafadoras. Además, la imposición de la medicalización convencional sin considerar las preferencias individuales no se alinea con los principios de una sociedad libre y madura.

Acciones en Favor de las Terapias Complementarias

En respuesta a estas acciones, los partidarios de las terapias complementarias han tomado medidas significativas. La presentación de la Petición nº 1229/2019 al Parlamento Europeo busca un marco regulatorio único y armonizado para las medicinas y terapias alternativas, tradicionales e integrativas en la Unión Europea. Esta petición subraya la necesidad de reconocer y regular adecuadamente estas prácticas, asegurando su eficacia y seguridad sin coartar la libertad de elección de los individuos.

Peligros de las Pseudoterapias en Salud Mental

Las pseudoterapias, definidas como prácticas que carecen de evidencia científica y que no han demostrado ser efectivas a través de estudios rigurosos, pueden presentar serios riesgos para la salud mental. A continuación, se analizan los principales peligros asociados con estas prácticas en el ámbito de la salud mental.

Retraso en el Tratamiento Efectivo

Uno de los mayores peligros de las pseudoterapias es que pueden retrasar el acceso a tratamientos efectivos y probados. Las personas que eligen pseudoterapias pueden postergar o evitar tratamientos convencionales basados en evidencia, lo que puede agravar su condición mental.

  • Ejemplo: Una persona con depresión mayor que opta por una pseudoterapia en lugar de buscar ayuda profesional puede experimentar un empeoramiento de sus síntomas, lo que podría llevar a consecuencias graves como el suicidio.

Efectos Adversos Directos

Algunas pseudoterapias pueden causar daños físicos o psicológicos directos. Las técnicas no reguladas y administradas por personas sin la formación adecuada pueden resultar peligrosas.

  • Ejemplo: La terapia de aversión, utilizada en algunas pseudoterapias para «curar» la homosexualidad, ha demostrado ser altamente perjudicial, causando trauma psicológico y emocional severo.

Costos Económicos y Emocionales

El uso de pseudoterapias puede implicar gastos significativos sin proporcionar beneficios reales. Además, el fracaso de estos tratamientos puede generar frustración, desesperanza y una mayor carga emocional.

  • Ejemplo: Invertir grandes sumas de dinero en tratamientos alternativos ineficaces puede llevar a una situación financiera precaria y aumentar el estrés y la ansiedad del paciente.

Desinformación y Mitos

Las pseudoterapias a menudo se basan en desinformación y pueden perpetuar mitos y conceptos erróneos sobre la salud mental. Esto puede dificultar la comprensión y aceptación de los trastornos mentales y sus tratamientos.

  • Ejemplo: Promover la idea de que la ansiedad puede curarse simplemente con «pensamiento positivo» sin abordar las causas subyacentes puede impedir que las personas busquen ayuda profesional.

Pérdida de Confianza en la Medicina Convencional

La promoción de pseudoterapias puede erosionar la confianza en la medicina basada en evidencia. Cuando las pseudoterapias fallan, los pacientes pueden volverse escépticos respecto a todas las formas de tratamiento, incluyendo aquellas que están probadas y son efectivas.

  • Ejemplo: Si una persona prueba varias pseudoterapias sin éxito, puede perder la fe en los tratamientos médicos convencionales y rechazar futuras intervenciones que podrían ser beneficiosas.

Vulnerabilidad de Grupos Específicos

Las pseudoterapias suelen dirigirse a personas vulnerables, como aquellos con enfermedades crónicas o condiciones mentales graves, prometiéndoles curas rápidas y milagrosas. Esto puede resultar en una explotación emocional y financiera.

  • Ejemplo: Personas con enfermedades mentales crónicas como la esquizofrenia pueden ser particularmente susceptibles a las promesas de curas rápidas, llevándolas a abandonar tratamientos médicos efectivos.

Referencias

  • Rosa Peñasco Velasco (2020). Política social y salud En Alemán Bracho. (2020). Políticas sociales : innovaciones y cambios (1st & #170; ed.). Cizur Menor (Navarra): Thomson Reuters-Aranzadi.

Deja un comentario

Ir al contenido