D E M O C R A T O P I A

El compañerismo es lo mejor de la UNED… y también lo peor

4 enero, 2021

Contestación al CPRI en relación denuncia acoso moral.

Para:  cpri@adm.uned.es

Estimado.
Me queda claro que la UNED  aún no dispone de un protocolo contra el acoso moral entre estudiantes, y por lo que dice, respecto a que los hechos denunciados pertenecen al ámbito privado,  parece que desconocen todo sobre ese tipo de acoso. Lo cierto, es que la violencia entre estudiantes no tiene un ámbito de actuación definido, la violencia puede darse dentro o fuera del centro educativo, y con internet, la violencia llega a cualquier espacio.

[Censurado]… me importa una mierda lo que un puñado de niñatos y niñatas puedan publicar, pero es probable que si le sucede lo mismo a un chaval de 20 años, podría tener consecuencias dramáticas. La gentuza que se dedica a acosar a compañeros que expresan o hacen cosas que consideran contrarias a sus intereses son estudiantes de su universidad, y las violencias que expresan son incompatibles con los valores que se supone tienen que enseñar y promover en la universidad, y por eso la UNED es responsable de esas violencias. A lo mejor tienen que revisar los planes de estudios, y poner la «educación en valores» donde tienen que estar. 

Adjunto un pantallazo de un mensaje privado que un estudiante de la UNED me hizo llegar por una red social, ese es el nivel, y ese es el resultado de su «educación universitaria». Por cierto, el problema no es Pakito Tolu, Pakito Tolu, es la consecuencia del problema, y en mi opinión, la solución pasa por formar, educar, y es obvio que la UNED tiene algo que ver en eso.

El bullying existe, es violencia, y el ciberbullying es una de las muchas formas en que se expresa el acoso moral. 

Es mucho más fácil y cómodo inventarse una historia que contrastar y buscar la verdad. De hecho, si «razonas» a golpe de heurístico (en este caso de confirmación), cualquier barbaridad que te cuenten y se ajuste a tus creencia será asumida sin problemas.

¡Vaya, vaya! Parece que nuestros queridos compatriotas tienen cierta dificultad para ejercer sus derechos. ¿Será que el temor a perjudicar sus intereses personales les impide respetar y aceptar el ejercicio de dichos derechos? Qué curioso fenómeno, ¿verdad?

Algunos estudios sugieren que esta reticencia a ejercer nuestros derechos tiene sus raíces en los estilos de crianza dominantes durante los 40 años de la dictadura franquista. Desde la guerra civil en 1936 hasta la entrada en vigor de la actual Constitución en 1978, cualquier intento de reclamar un «derecho» podía traer consecuencias desagradables, como ejecuciones, encarcelamiento, pérdida del trabajo, y demás encantos. Durante esos años oscuros, cientos de miles de personas fueron estigmatizadas por ser «rojas», y muchos de ellos interiorizaron ese estigma y educaron a sus hijos en el arte del silencio sumiso y obediente (ver, oír y callar).

Claro está, en algunos rincones del país se siguió educando en la lucha, la solidaridad y el compromiso. No es casualidad que los valientes mineros asturianos fueran los primeros en plantar cara al régimen franquista. ¡Qué valentía la suya!

Pero, afortunadamente, parece que algo está cambiando. Cada vez más personas se atreven a ejercer sus derechos, sin importar las críticas que puedan recibir. Poco a poco, nuestra cultura democrática va mejorando. ¡Hurra por nosotros!

Así que, queridos amigos, aunque nuestro pasado haya dejado huellas profundas, podemos sentirnos optimistas. Estamos en el camino hacia una sociedad donde los derechos sean ejercidos con valentía y determinación. ¡Adelante, valientes defensores de la democracia!

Correo enviado al CPRI

Buenos días:

Quiero poner en conocimiento del Servicio de Inspección de la UNED y de la Comisión de responsabilidad Social de la UNED los preparativos para la realización de un fraude masivo en los exámenes online (AvEx). Se adjunta listado con los links de algunos grupos de “ayuda” para los exámenes y que afecta muy significativamente al adecuado seguimiento y evaluación del alumnado de la UNED (por lo menos a los alumnos del grado de psicología, una CARRERA SANITARIA). Además, esta en juego el prestigio y reputación de la UNED, sus títulos, y sus alumnos. 

A diferencia de las trampas imposibles de probar y que AvEx permite realizar en la intimidad del hogar (desde consultar los manuales en otro dispositivo, contratar un profesor, o invitar a unos compañeros para hacer el examen en su casa). Telegram tiene la particularidad de que se garantiza el anonimato, pero deja huella, y se puede demostrar fácilmente que se ha utilizado para hacer trampas (simplemente grabando uno de esos grupos donde se realizan exámenes grupales). 

El funcionamiento de estos grupos (en los que participan miles de estudiantes) es  algo así:

  1. Crear una red de grupos de todas las asignaturas de la carrera (Grupos de ayuda).
  2. Se facilitan los links a los estudiantes que lo soliciten en redes sociales, hasta que el grupo tiene un número de miembros adecuado.
  3. El día del examen, los alumnos que se examinan en la segunda semana “ayudan” a los de la primera, y viceversa. La forma de “ayudar” es muy simple… Unas personas se encargan de borrar las preguntas repetidas, eliminar a los intrusos, otras se dedican a contrastar las respuestas.

El el youtube adjunto, pueden ver el funcionamiento de uno de esos grupos
https://youtu.be/DfhU7nlzRIE

Esta comunicación no busca que se sancione a los alumnos (después de todo, están llevando a la practica lo que han aprendido). El objeto de esta comunicación es que la UNED tome las medidas necesarias para garantizar una evaluación justa y adecuada, de acuerdo con las normativa de la UNED, y tampoco estaría mal revisar los planes de estudios para que los estudiantes aprendan otras cosas, como un poco de ética, y algunos principios o valores democráticos básicos, como el respeto, asociados a una atambién  o por lo menos conozcan, los valores  

Las medidas que se han tomado para evitar las trampas, además de una ridícula declaración jurada que los alumnos tienen que aceptar antes de realizar el examen) Hasta ahora la UNED se ha limitado a ajustar el tiempo, y lo han calculado de acuerdo a lo que sucedió en septiembre, y eso, también es injusto, es obvio que si haces un examen grupal el tiempo que tardas en hacer el examen es mucho menor. Están a tiempo de cambiar el sistema de evaluación. Recuerden que no estamos confinados, en enero comienza la campaña de vacunación, y no es más peligroso hacer un examen con mascarilla, guantes, distancia de seguridad, y silencio, que ir de comprar a Mercadona.

¡Oh, la discreción! Claro, claro, mejor mantener todo en secreto y no desatar ninguna reacción violenta. No vaya a ser que alguien se moleste por el asunto y empiece a tirar sillas por el aire. ¡Qué locura!

Pero vamos a hablar del «compañerismo». ¡Una palabra tan complicada y subjetiva! Resulta que lo que uno considera un compañero, para otro puede ser un auténtico hijo de Satanás. ¡Vaya sorpresa! Parece que hay quienes piensan que el compañerismo se reduce a cualquier acción que te ayude a alcanzar tus objetivos, sin importar si es legal o ilegal. Yo, personalmente, lo tengo muy claro: si no eres capaz de respetar a los demás, no eres compañero; si haces trampas, no eres compañero; si antepones tus intereses personales a los del grupo, definitivamente no eres compañero. Pero bueno, cada persona o colectivo tiene su propia justificación para lo injustificable. ¡Cada loco con su tema!

De todas formas, no podemos olvidar que es responsabilidad de la UNED garantizar una evaluación justa. ¡Es un derecho de los estudiantes, sí señor! No hay que permitir que nadie pisotee esos derechos, aunque algunos parezcan empeñados en hacerlo. ¡Arriba la justicia y los derechos estudiantiles! Que no se nos olvide que eso es lo verdaderamente importante.

Así que, queridos estudiantes, luchemos por un compañerismo auténtico y por una evaluación justa. No dejemos que los trampas y los egoístas nos arruinen el día. ¡Sigamos adelante con nuestras cabezas en alto y nuestros derechos bien defendidos! ¡Viva la UNED, viva el compañerismo y viva el respeto mutuo!

6 comentarios en «El compañerismo es lo mejor de la UNED… y también lo peor»

  1. Me parece increíble cómo hay tantas ganas de fastidiar a alguien que lleva una página para compartir apuntes. Lo que no me parece tan increíble es que la mayoría de responsables sean de cierto corte ideológico relacionado con el «parar taxis». Cada quién cojea de la pata que cojea, supongo.

    Se centran y se ensañan en que sus queridas autoras comparten apuntes por altruismo mientras venden clases particulares y cobran en Wuolah por subir apuntes con trozos enteros copiados de manuales y libros que sí que están protegidos. Eso por no mencionar que dudo mucho que hayan dado crédito a todos y cada uno de los antecedentes de sus fuentes de conocimiento (a cada triste pregunta que hayan visto resuelta en un grupo de estudio, en un vídeo educativo por YouTube, de tutores de asignaturas, etc) como pretenden que se hagan con sus apuntes.

    Luego en una de las capturas de WhatsApp un futuro erudito y ganador de Premio Nobel tiene la desfachatez de implicar que una persona que cuestione a la autoridad no tiene lugar en el estudio de la Psicología… Me pregunto si la persona con esa opinión es consciente de las ideologías profesadas por tantísimos autores tan importantes en esta disciplina. Encima el decir eso en una disciplina científica, donde asignatura tras asignatura se te taladra que cuestionar lo establecido es una de las bases del método científico, que la validez viene de cuestionar y comprobar lo que ya está escrito, sólo deja en evidencia lo poco que un estudiante así ha interiorizado el contenido de la asignatura.

    Concuerdo completamente en que todo es una consecuencia del problema de la formación (o falta de ésta) que da la UNED (y el sistema educativo en España en general), no solamente por no formar en ética y moral, sino por promover una cultura «educativa» consistente en vomitar contenido sobre un papel por 4 años (o muchos más, los que correspondan a segundas matrículas).

    En fin, ignorantes tiene que haber a porrones, porque si no el mundo actual no se sostendría. Muchísimo ánimo lidiando con ellos, y para que no todo en este comentario sea negativo, aprovechar para agradecerte a ti y a todos los usuarios que han colaborado en esta página por los recursos que hay aquí a disposición, que más de una vez me han salvado de irme a septiembre. Saludos.

    Responder
  2. Me flipa mucho toda esta situación. Si tu publicas plantillas, también lo harán las demás compis que publican apuntes en cualquier grupo del Facebook, eso lo hacemos todos.

    Hay una compi que da clases particulares de aprendizaje y dice que te pasa el libro escaneado en su publicidad (por lo menos hace 2-3 años).

    O sea, que debe estar vengándose.

    Un saludo!

    Responder
    • Ni idea, en este espacio nos limitamos a compartir todo lo que sirva de ayuda para el estudio. Y a día de hoy compartir aún no es un delito.
      Gracias por el comentario

      Responder

Deja un comentario

Ir al contenido